El arte debe consolar al perturbado y perturbar al cómodo.

Banksy

 

Hacemos teatro porque nos sirve para mirarnos de frente a nosotros mismos y mirar al otro sin reparo, sin los artificios que utilizamos para ser quienes somos. Nunca somos tan nosotros como cuando nadie nos mira. 

El teatro es sacar lo que somos cuando nadie nos mira para que lo vea todo el mundo. Revolvemos y buscamos la base para ser conscientes de nosotros mismos y de los otros. Reflejarnos en las diferencias y darnos cuenta de cuántas formas podemos adoptar. Solo conociendo al otro podremos empezar a cuidar de la diversidad.

Nos interesa salir de nuestras propias convenciones para desechar las que ya no nos sirven y para adoptar con criterio aquellas que nos hacen mejores.

En definitiva, el teatro debe servir para desmontarnos y volvernos a montar, para sacar la piel y quedarnos con las vísceras, para empatizar y salir de nuestra perspectiva, para entender el mundo que hemos creado y poder convivir juntos en él. El teatro nos acerca.

 

[Pincha sobre las fotos para conocernos mejor]